Comparto con ustedes este cuento del Kid Mandrágora que trata la compleja vida de los sementales centauros que habitan en una pradera cercana a la Laguna de Alchichica. Varias personas afirman haberlos visto. ¿Será cierto?

Entrar

Hace algunos años, cuando publiqué este relato, no imaginaba que su contenido era una profecía pandémica.

Entrar