Para conquistar nuestra obsesión debemos obtener el resultado que nos libere de la duda.En este vídeo podemos observar cómo un hombre con la misma sangre de Ícaro, ha logrado convertir una serie de piezas sueltas en su propio vehículo deportivo volador. Su nombre es Kyxz Mendiola un inventor filipino que fue fiel a su visión de

Entrar